No es un volver a empezar siendo mamá, es un volver con un nuevo rol cargado de experiencias, aprendizajes, lecciones de vida y la fortaleza que da el aprendizaje acelerado al ser madres.