En realidad, el eneagrama no conduce a un destino en especial. Es solo un mapa que guiará tu viaje interior. Un manual de instrucciones que te convierten en una persona más comprensiva de ti mismo…