Herramientas, Inspiración

En las crisis también nos inspiramos

/
En las crisis también nos inspiramos

Este viaje interior empieza con una fuerte «crisis de fe» o como lo llaman algunos, «crisis espiritual», pero al final, una crisis. Perder la conexión con Dios, universo o como quieras llamarle, es quedar en la nada, es ser nada por unos instantes.

«La Nada es la Oscuridad alimentada de los seres humanos que han abandonado sus esperanzas» – La historia sin fin.

Después de infinitas teorías sobre cómo ser espiritual y mucha búsqueda interior, llegó un momento en que me cansé… deje de creer y al dejar de creer, deje también de compartir información sobre crecimiento personal. Adicional, empecé a identificar que en nuestros tiempos ya no tenemos tiempo para leer, pero en realidad, eran solo justificaciones de mi mente para no sentirme mal por mi vacío existencial.

«Un gran poder, conlleva una gran responsabilidad», yo tenía el poder de compartir información para ayudar a los demás y en medio de mi crisis, no estaba asumiendo mi responsabilidad, porque perdí mi coherencia.

No obstante, hoy comprendí que las personas leen lo que quieren leer y se conectan con lo que le corresponde en su momento.

Es necio pensar en cambiar a los demás. El despertar de cada Ser surge cuando le corresponde, no es antes ni después, es en el momento que su alma eligió, por tanto, no todo el mundo tiene que leerte o conectarse con lo que elegiste publicar. Por otro lado, cuando el tiempo es limitado, nos volvemos selectivos y solo leemos lo que en su momento nos va a servir para nuestras aventuras del día a día o aquellos temas que nos relajan, divierten y entretienen.

Retomando el sendero

«Cuentan los que cuentan historias, que un día, mientras un hombre caminada por la orilla del mar, vio a lo lejos un joven que se dedicaba a coger estrellas de mar de la orilla y lanzarlas otra vez al mar.

-¿Por qué estás haciendo eso? –preguntó el hombre.

-¿No lo ve? –dijo el joven-. La marea está baja y el sol está brillando. Si la dejo en la arena, se secarán al sol y morirán.

– Pero muchacho, hay miles de estrellas en esta playa, Tú devuelves algunas al mar pero nunca tendrás tiempo de salvarlas a todas. ¿Qué sentido tiene?

El joven miró fijamente al hombre, cogió una estrella de mar de la arena, la lanzó con fuerza por encima de las olas y exclamó:

Para ésta… sí tiene sentido«

Pequeñas acciones van generando grandes resultados, solo es cuestión de no desistir por más cruda que parezca la realidad, porque nunca sabemos a quién le estamos alegrando la vida o solo entregándole un poco de esperanza.

☛ Lee El Poder de UNO aquí y ahora

Hace poco vi una entrevista de Nacho, cantante y activista venezolano, famoso por haber formado el dúo Chino & Nacho, quien hablaba sobre la lucha que ha enfrentado para defender a su país… dijo algo como: «Sé que no puedo cambiar la situación, pero sí puedo inspirar con lo que hago, con lo que hacemos… y con uno que se inspire, vamos haciendo mayoría»

y este día empezó mi reconexión… me inspiré y aquí estoy nuevamente, lazando estrellas al mar, entregando notas al viento, sembrando semillas que germinaran en quien deban germinar. Por ahora, solo he decidido soltar, entregar, honrar y agradecer.

Volví a creer

Hice un recuento de los argumentos que me daba para dejar de creer mientras los conecté con mi momento de vida y recordé mi coherencia, recordé mi maestría interior y pude ver que sí seguía conectada de alguna forma y que como en toda crisis, debía bajar la revolución mental, respirar profundo y traer a la mesa las herramientas para tratarla.

Mientras escribo este blog, me doy cuenta que leerme me reconecta con mi sentir… recordar  lo que en su momento me sirvió y escribirlo, también me ayudó a volver a creer.

Hoy puedo decir con certeza que se vale ser vulnerable y reconocer que ahí esta nuestra fuerza, «no podemos saber lo que se siente estar en la cima de la montaña si no hemos pasado por lo profundo del valle«.

No te de miedo compartir tus experiencias si ellas inspiran a otros o si te sirven para inspirarte mas adelante cuando tengas una crisis de fe, porque en mayor o menor medida, en algún momento de nuestra vida, todos pasamos por este tipo de crisis.

Comparte tu luz

Comparte, comparte siempre pensando en ayudarte e inspirar a los demás, porque nunca sabes quién puede leerte y tus palabras salvarle la vida o como en mi caso, recordarme mi coherencia.

y no te compares con quienes ya tienen experiencia en escribir o su número de seguidores, lejos supera el tuyo en redes sociales, la persona que nos va a leer, sí le corresponde hacerlo, estará justo a nuestro lado o a un clic de un «publicar».

Todos tenemos el poder de compartir aprendizajes e inspirar a otros, así que asumamos la responsabilidad de compartirlo desde la coherencia de nuestra transformación.

Believe + Love
Lorena Orozco